Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Qué es la ansiedad del escritor (‘writing anxiety’) y cómo superarla.

Llevo creando historias desde que era una niña que ni siquiera sabía leer, escribiendo novelas (o intentos de) desde los 11 años, y dedicándome completamente a la escritura desde hace tres.

Y sólo hoy he descubierto un término que llevo sufriendo desde que empecé a escribir más en serio: la ansiedad del escritor, o como lo llama el artículo que he descubierto, writing anxiety.

Me ha abierto tanto los ojos que he decidido compartirlo con todos vosotros. Antes que nada, deciros que voy a traducir los consejos de aquí, es decir, no son de mi propia cosecha. Yo soy de las que tienen que ponerlos en práctica también.

 

sin-titulo-2

For the last several weeks, the idea of writing a blog post has caused me a lot of stress. In fact, the idea of writing anything at all has made my stomach churn and my head spin ever since I’ve been out of school. For someone who dreams of making a living through her writing, that is not a good sign. Naturally, this only compounded my stress, since I couldn’t figure out what was going on in my head that made it so hard for me to do something that I’ve always loved doing.

En otras palabras: es esa sensación de estrés que sientes cada vez que piensas que tienes que escribir. Es el estrés que se hace más grande cuando te paras a pensar y no entiendes por qué te da tanto miedo poner palabras sobre el papel, por qué se te hace tan difícil hacer algo que siempre has amado. Algo de lo que disfrutabas. Que te divertía. Algo que ahora sólo te asusta.

A diferencia de un «bloqueo del escritor», aquí no te fallan las ideas. El problema es intentar plasmarlas sobre el papel. De pronto lo único que te importa es acabar de una vez, es tener la novela o el relato o la entrada perfectamente escrita, y la idea de pasar por un primer borrador te asusta. Te satura. Es entonces cuando empiezas a sentir la presión de que todo tiene que salirte bien a la primera. Y es eso lo que te impide empezar: el miedo a que algo salga mal. La presión que te impones tú mismo.

Hay mucha gente que cree que el bloqueo del escritor y esta ansiedad son lo mismo, pero la autora de este artículo lo deja claro: la ansiedad tiene más que ver con la ejecución que con la creación de ideas.

Bien, ya has descubierto lo que es la ansiedad del escritor. Con suerte, no te sentirás identificado. No tendrás el monstruo del perfeccionismo susurrándote detrás del oído.

Pero si no es tu caso, no desesperes: no estás solo. Esto no será así siempre y sí, puedes enfrentarte a esta ansiedad, y puedes (podemos) vencerla.

1

Como ya he explicado antes: soy la primera que tiene que poner en práctica estos consejos. Los he cogido prestados de aquí; lo único que he hecho es traducirlos (a mi manera, dejando cosas mías por el camino) porque si han sido útiles para mí lo serán para vosotros. Pero eso: ¡todos los derechos a la autora de ese blog!

701-separador-big

1. Descubre tu proceso de escritura.

La autora de ese blog nos muestra el esquema que hizo sobre su proceso de escritura. Cuando uno de sus tutores lo vio, le mencionó que quizás sería mejor que no lo hiciera tan lineal, tan rígido. Aunque los pasos sean más o menos los mismos para todos, cada escritor o escritora desarrollo su propio proceso para escribir con el paso del tiempo. Nadie tiene que sentirse presionado para seguir unos pasos que al final, a uno mismo no le funcionan.

Aprender a apreciar tu propio proceso te ayudará muchísimo cuando te sientas abrumado por la idea de hacerlo todo perfecto a la primera, o cuando descubras que tu manera de hacer esquemas, escribir o editar no es la misma que la de los demás. La forma en la que escribes y creas depende de cómo seas. No trates de encajar en los modelos o esquemas hechos por otros; descubre el tuyo propio.

701-separador-big

2. Céntrate en el ahora. 

Escribe todas las ideas que te vengan a la cabeza. No busques dónde encajarlas, no busques que formen parte de una gran trama o un gran misterio; muchas veces, la presión de encontrarles un sitio hará que pierdas el entusiasmo con la que las recibiste.

Para esto es importante cambiar el chip y reajustar la manera en la que piensas: no todas las escenas que escribas tienen que ser parte de una futura novelas. Tienes —tenemos— que aprender a apreciar el tiempo que pasamos escribiendo cualquier cosa (una entrada, una carta, un relato, una escena) como una forma de mejorar nuestra escritura. Sin más.

Además, poner una idea por escrito te permitirá tenerla guardada para más tarde, para encontrar la inspiración cuando te falte. Pero dejar esa idea en tu cabeza sólo servirá para olvidarla.

701-separador-big

3. Escribe para aquellos que te quieren (incluso aunque nunca vayan a leerlo). 

I am fortunate to have several people in my life who are always willing to read and comment on my writing. Some are fellow writers want to help my writing become as strong as possible, and others are just people who care about me and know how important my writing is to me. It doesn’t matter if I’m just having a bad confidence day, or if I’m just having feelings that I don’t know how to talk out loud, they always have something encouraging to say. I’ve gone to them so many times, and I have never regretted it.

Una de las razones por las que podemos estresarnos al publicar algo que hemos escrito (ya sea en un blog, en las redes sociales, en una revista) es debido a la falta de control que sentimos: no sabes a dónde puede llegar ni quién acabará leyéndolo. Por eso es útil imaginar siempre a un amigo leyendo tu trabajo mientras lo estás escribiendo. Alguien que te quiere tomará en serio tus ideas y tus sentimientos, así que no hay nada que no puedas escribir por miedo a que vaya a juzgarte. Al final no importa si lo ven o no; lo importante es ser consciente de que hay al menos un puñado de personas en este mundo a las que siempre les importará lo que tú tengas que decir.

701-separador-big

4. Elige fe antes que miedo (‘faith over fear’).

I am usually not a very positive person, if I’m  completely honest. I spend way too much of my life imagining worst case scenarios. It’s not a part of myself I like, but the comfort in preparing for the worst and usually not getting it is part of what keeps me doing it. Unfortunately, nothing can prepare me for when I start thinking about my writing future and wondering if I’ll ever be remotely successful. I start looking at all of my unfinished projects as failures, and then start feeling guilty about how many ideas I’ve left behind.

Cuando empiezas a pensar en negativo y lo único que ves es lo mal que todo puede salir, lo único que puedes hacer es empezar a pensar con perspectiva. Piensa en todo el tiempo que aún te queda y empieza a tener fe en ti. Empieza a creer en ti y en la habilidad que tienes para hacer que todo vaya bien. Porque aunque no lo creas, la tienes. Sólo tienes que echar la mirada atrás a lo lejo que has llegado. Hay que recordar que escribir –y la vida, en general– no es algo fácil. Si no hubiera nunca ningún problema, no seríamos capaces de mejorar para seguir adelante.

Superar todas las piedras que encuentras por el camino es difícil, sobre todo cuando estos obstáculos no son familiares, pero no es algo imposible.

701-separador-big

La clave está en aprender cómo funciona tu mente y cómo es tu forma de escribir. Aprende a que la primera te cuide y no te torture, y a que la segunda sea tuya, sólo tuya. Con eso es suficiente. No te rindas. Esto también pasará.
Etiquetado , ,

Deja un comentario