Donde no haya niebla

Donde no haya niebla

«Crecí rodeada de cuentos de hadas y no tardé en descubrir que mi madre formaba parte de ellos. Me creía princesa sin pensar que quizás lo que yo creía un castillo era también una torre, una demasiado alta.

Pero las historias seguían dentro de mí, creciendo como veneno, y hacían eco en cada palabra de lo que llamé Ruido».

Mistorne, 1982. En la cabeza de Nessa Favre siempre hubo Ruido de más. Su madre le explicó desde muy pequeña que llevaba la magia en la sangre, igual que ella. Pero Nessa nunca vio nada mágico en ser capaz de escuchar las mentes de los demás sin orden ni permiso, hasta sentir que le iban a explotar las sienes.

En medio de todo el caos y todo el Ruido, Nessa ve la oportunidad perfecta para escapar cuando Roy, su mejor amigo, le habla de Haney: una ciudad que no aparece en los mapas y que promete ser un refugio clandestino. Juntos, deciden emprender un viaje para encontrar la ciudad, antes de que las sombras en el pasado de Nessa les encuentren a ellos.

Editorial: La Galera.
Año: 2020.
Páginas: 419.
ISBN: 978-84-24667-53-5
Precio:  17.50€

Leer a Beatriz Esteban es estar dispuesto a que te rasgue de arriba abajo con cada página.

— LAIA SOLER, AUTORA DE TÚ Y YO DESPUÉS DEL INVIERNO

«Donde no haya niebla» es una novela fácil y rápida de leer. Una historia diferente y profunda. La autora siempre crea novelas que te hacen sentir como en casa, y esta no iba a ser menos. Nessa se vuelve tu amiga y compañera en una aventura que no olvidarás nunca.

SILVIA, DEL BLOG PREVIOUSLY BOOKS

Una verdadera joya de novela, con un estilo precioso e intimista y unos personajes con los que es imposible no encariñarse. Beatriz Esteban ha nacido para escribir. 

— VICTORIA ÁLVAREZ, AUTORA DE LA VOZ DE AMUNET

Entre las páginas de «Donde no haya niebla», Nessa, Roy y Eric existen, porque he vivido una pequeña aventura con ellos, porque esta historia me ha hecho llorar hasta notar que me faltaba el aire en ciertos momentos, me ha hecho reír entre lágrimas de alegría también y, sobre todo, me ha hecho sentir.

— LEIRE, DEL BLOG «RESPIRANDO FRASES»