El coraje detrás de la autopublicación

Quizás a muchos os extrañe el título. “¿Coraje?” pensaréis, “¿qué tiene de coraje sacar tu libro por tu cuenta, sin una editorial que lo respalde? ¡Cualquiera puede hacerlo!

Y sí, cualquiera puede hacerlo. Esa es una ventaja de la autopublicación, pero también es un arma de doble filo. Porque como cualquiera puede hacerlo, la calidad que nos podemos encontrar entre los libros autopublicados de Amazon, por poner un ejemplo, varía mucho. Y en parte, por esta concepción errónea de que “como cualquiera puede hacerlo sólo hay basura” nos olvidamos del esfuerzo, la valentía y las joyas que hay detrás de esta etiqueta.

El valor de una novela no lo marca la editorial que hay detrás. El valor de una persona no lo marca su contrato. Habrá casos y casos, sí, como en todas partes, pero generalizar y juzgar ha matado sueños y oportunidades preciosas de conocer historias que llegan al corazón.

Escribo esta entrada porque me he cansado de que haya gente que me vea por encima de algunas de mis compañeras autopublicadas, cuando ellas han trabajado más que nadie. Han invertido tiempo y dinero, esfuerzo y ganas, para ver a su pequeño en papel y poder ofrecérselo al mundo. Han pasado por lo mismo que yo: corrección, edición, maquetación, márketing, promoción… La diferencia es que yo he tenido la suerte de contar con muchos departamentos respaldándome. Ellas (y hablo en femenino porque todavía no he conocido a ningún autor autopublicado, ¡pero sé que los hay!) han luchado por lo mismo, por moverse. Han trabajado muchísimo y han cuidado cada detalle. Han puesto ilusión. Han pasado miedo. Y después de todo el trabajo que supone sacar una novela a la luz, me duele ver cómo aún hay un menosprecio hacia los escritores autopublicados.

Parece que la gente tenga miedo de decirlo, como si le restara valor, pero yo autopubliqué Seré frágil antes de que viera la luz con Planeta, y sé lo duro que es, sé todos los quebraderos de cabeza que provoca, sé lo difícil que es hacerlo todo por tu cuenta, sé el trabajo que supone. No hay punto de comparación. No he visto personas más determinadas y valientes que los autores que han sabido luchar por sus sueños. Que saben que el mundo editorial es complejo, que las oportunidades no caen del cielo y muchas veces prima antes un número que una historia. Han querido ver su historia en manos de otros, han luchado por ello. Y han conseguido mucho.

Ejemplos cercanos:

  • Paula Peralta publicó Café con Libros.com. Es una persona que cada día me sorprenda más con su mundo interior y sus palabras. Es una chica que es consciente de que escribir es lo que le llena, de que vale para ello, y da igual el camino que tome. Es humilde, es buena, y sus historias están impregnadas de mensajes. Lleva años trabajando su trilogía, Las Moiras, una novela que mezcla mitología y realidad con tres protagonistas femeninas muy fuertes. Repito: años. Algunos autores publicados dedican sólo un mes a la corrección porque saben que tienen un público asegurado.

 

  • Rolly Haacht ha publicado su trilogía Amor y Virtudy además sube vídeos a youtube fomentando la literatura (tanto de autores publicados como autopublicados porque todos somos compañeros y ninguno vale más que otro) y soltando un par de verdades, también 😀 Tuve el placer de conocerla y es un encanto de persona. Ha luchado mucho por sus historias, se mueve por las redes sociales muchísimo, ha demostrado que no dejará que nadie la pisotee.

 

  • Y por último, Laura Tárraga, que publicó Infortunium con la Editorial Círculo Rojo y ahora se lanza con una precioso reedición vía Amazon. Fue la primera que me hizo darme cuenta de el trabajo que hay detrás de una novela autopublicada. De las lágrimas y la frustración, pero también las sonrisas y la calma. Laura ha llegado muy lejos, pero dejaré que ella os lo cuente. De verdad, este vídeo abre los ojos y el corazón:

¿Cómo veis vosotros el mercado editorial y todo lo relacionado con los autores autopublicados? ¿Conocíais a estas chicas?

Etiquetado ,,

2 thoughts on “El coraje detrás de la autopublicación

  1. Como escritora en ciernes, supongo que no se puede cerrar ninguna puerta. A mí me encantaría poder contar con ambas experiencias para juzgarlas y ver cuál es mejor para cada caso, pero eso de rechazar la autopublicación de inmediato… pues una pena. Y una manera de desprestigiar el trabajo de los autopublicados, ¡que hay muchísimo esfuerzo, casi el mismo que en una editorial!

    1. Son dos caminos diferentes pero tienen el mismo resultado, al final, y cada uno se adaptará mejor a una 🙂 Y es que es eso, tienes mucha razón, el trabajo que hay detrás de una autopublicación es BRUTAL, porque muchas veces es una única persona la que se encarga de todo lo que, en el caso de la editorial, está en manos de varios grupos y departamentos. Es el mismo trabajo, distintas vías, ninguna es peor o mejor. Gracias por comentar <3

Deja un comentario